Hoy 10 de Noviembre se cumplen 40 años  del concierrto en el Boston Garden de 1971(,Boston, Massachusetts)
Elvis enfundado en su Black Matador Suit ,ofrece un magnifico concierto ante mas de 17,000 espectadores. 
 
 
 De este concierto contamos con solo un audio orignal ,del sello "Follow That Dream Records"   Elvis As Recorded at Boston Garden'71  anteriormente ,los bootlegs The Power Of Shazam"(Captain Marvel,1997) y "On Night Only"(Madison,2006) ademas circula un  DVD con fragmentos en 8mm hechos por fans , El Boston Garden Arena fue demolido en 1997.
 
A continuación la crónica de nuestro amigo Elvis fan (peruano) que estuvo alli, en el Boston Garden el 10 de Noviembre de 1971 a las 8:30.
 
 
 Por: Guillermo Perez-Argüello
 
 
En 1971,   cuando ya tenía 14 años de ser un fanático de Elvis Presley (desde mis épocas en La Habana,   a mediados de 1957),     se presentó   ante mí una gran oportunidad de poder verlo en vivo.    Estaba en un domingo de octubre,  de ese año,   leyendo el Boston Herald   en la biblioteca de mi universidad cuando  al voltear una página,   ví  un anuncio de página entera en la siguiente , anunciando que daría un concierto en el Boston Garden el 10 de Noviembre, en menos de un mes,   y que los boletos estarían a la venta en la boletería ese lunes siguiente. 
 
Fachada del" Boston Garden"
 
Mas rápido que violento, pedí prestado el periódico a quien supervisaba esa sección de la biblioteca y me encaminé a buscar a mis otros compañeros latino americanos de universidad, cosa que fue dificil ya que la mayoria habian salido ese domingo. Allá como a las 10 de la noche regresaron y ante mi sugerencia de que me acompañaran en el tren a Boston la mañana siguiente para comprar los boletos, todos y cada uno de ellos encontraron alguna excusa para no hacerlo.  Creyendo que lo que querían es que yo se las comprase, les ofreci hacerlo, pero ninguno tenia suficiente interes, a pesar que el boleto costaba 10 dolares.
 
Al dia siguiente, a eso de las 7 de la mañana,  me tomé un tren a Boston, el primero que salia de Worcester, llegando a la boletería, en taxi desde la estacion de tren de Boston,  exactamente a las 8. Había una persona antes que yo en la fila,   pero cuando empezaron a vender las entradas, a las 9, ya la fila era tan larga que no se veía el final. A todo esto, no sabía cuantas entradas comprar, pues se me habia olvidado llamar a la chica con que salía, que no era fan de Elvis, para ofrecerle que me llevase en su coche (ji,ji).   Por cierto, luego supe que por lo menos uno de mis amigos,  no quiso ir justamente  por la misma razon, para que nos los usara yo de choferes, pues dos de ellos tenian carro (ji,ji). 
 
Volviendo a mi recuento, decidí comprar dos billetes, por si convencía a mi chica que dejara su trabajo de noche en el hospital (lo hacía  todas las noches de enfermera),  que fuera al concierto conmigo y que de una vez que me llevase ese dia en su carro a Boston, pudiendo ser el trayecto por tren y taxi,   o asi lo sentia yo, bastante complicado y peligroso,  especialmente porque iria a ser de noche.     Una vez de regreso en Worcester y  con las entradas en la mano, le pedi a mi chica que me viniese a ver a mi habitacion en la universidad,  apenas saliera del hospital.    Ahi nomás llegando, la hice sufrir como por diez minutos, con aquello de que le "tenia una sorpresa increible", "que no podria creer a quien vería"  etc, etc.  Increíblemente, cuando le enseñé el ticket se quedó con la boca abierta  . Ahi fue cuando me di cuenta que una cosa es no ser fan de Elvis Presley y otra es  ver un ticket que dice, a secas, Elvis, Noviembre 10, 1971, Boston Garden  y que, luego, alguien te lo ofrezca.   "Vamos!!!!"  , me dijo, con tal alegria que lo primero que pensé, pero que no le dije, es que ibamos en su carro (ji,ji).
 
Ticket Original
 
El día del concierto, preparé una cámara fotografica y una pequeña grabadora, ambas prestadas por amigos  que no quisieron acompañarme. ¨"No las pierdas, Guillermo, eres muy olvidadizo" me dijeron con tanta insistencia que,   al llevarlas conmigo,     pensaba que lo que tenia en mis bolsillos eran,   o la tabla de Moises con los Diez Mandamientos, o uno de las primeras ediciones de Don Quijote.    En fin,   ya una vez aparcado el carro, lo cual fue dificil pues habian 17,000 personas que habran ido al Boston Garden ( en lo que calculé eran 7,000 carros ji,ji),   subimos una rampa que daba vueltas alrededor de las gradas  pero desde donde todavia no era visible ni el escenario, ni las propias gradas en si.     Pausando por un momento, noté que en esas rampas ascendentes habia material de publicidad, no de Elvis, sino de Sandro.   Sandro, me dije para mi?   Leí sí  que su concierto era una semana despues, en un club cercano.   En el camino, le conté  a mi chica quien era Sandro, pues obviamente no tenia idea, siendo originaria de Worcester.  
 
 
 
Al sentarnos en nuestros lugares, vi que estaba rodeado de personas de todas las edades, desde chicos de 10 años, hasta mayores de 90, una de ellas, inclusive,  en una silla de ruedas que colocaron justo a mi lado.    La expectiva que se sentia en el ambiente era colosal, a pesar que todavía faltaba que cantasen las Sweet Inspirations, el grupo de R&B en un momento liderado por Cissy Houston, madre de Whitney, el cual  luego de cantar ellas solas, se integraban como cantantes de coro  en cada concierto de Elvis.  En ese mismo nivel de expectativa, aun mayor, probablemente,  estabábamos pues diez minutos despues de escucharlas,   cuando veo a unos quince metros de donde nos encontrabamos,  a Sandro!! Le dije a mi chica que me moria de ganas de ir a saludarlo, etc.   Ella me dijo que fuera nomás y,  en eso estaba, levantándome de mi asiento cuando escuché las primeras notas de la Odisea Espacial 2001.   Si para quien las ha escuchado en vivo, es algo espeluznante, imaginense lo que sentí yo en ese momento. Las luces se fueron apagando, poco a poco, y el nivel de susurros y gemidos de gente que esperó, en algunos casos, 17 años para ver a Presley en persona,    era realmente palbable y    se podia escuchar a pesar del crescendo que suponia la overtura de Strauss, cada vez mas alta en volumen.   No había pues, pasado ni una milesima de segundo cuando ya tuve que tomar la primera decision, a saber, si ir donde Sandro a saludarlo o sentarme (ji,ji). Y me senté...
 
Sandro ,1971
 
Ver a Elvis Presley salir de una escalera, de espaldas, con una capa  y al tono de la Odisea Espacial  2001  es algo que le recomiendo,  aun al peor de mis enemigos. De hecho, es lo primero que les obligaria a experimentar, doquiera que me los encuentre en el otro mundo.   La exquisitez de tal experiencia los haria cambiar de tal manera que ya no podrian ser, jamás,  mis enemigos (ji,ji).  Era  tal el poder magnetico que su sola presencia irradiaba,  sin cantar ni una nota,  que seria imposible no entender el porque de su extraordinario dominio no solo de la escena, (eso lo tiene mucha gente),  sino sicologimente hablando,   de las personas que estuvieses a su alrededor, estuvieran ellos en primera fila,    o a 100  metros de distancia. Para mi, era como una figurita del tamaño de la mitad de mi dedo meñique, pero con un aura que hacia temblar el edificio entero.   Mi chica no lo creia.  La señora en silla de ruedas me decia que le dijera como era, pues por delante de ella todo el mundo estaba de pie.   A ella le dije, ¨Señora, espere nomás a que comienze a cantar y lo podra ver, por cierto, esta de negro". 
 
Despues de pasearse saludando por la inmensidad del escenario (tendria casi 40 metros de ancho), se fue directo a recoger su  guitarra, la misma que dos años despues usaría en el concierto de Hawaii y se mando con   "Thats all right", pero  a     tres veces la velocidad del sencillo y dos veces mas rápida a como la habia cantado en una de las practicas que salieron en "Esto si es Elvis¨, pelicula que dicho sea de paso acababa  de ver en el Cine Roma en una vacación en Lima, en Agosto del mismo año.   Solo cuando termino de cantarla,  pues estaba todavia  nervioso y ademas  soy muy olvidadizo, fué  que le tomé un monton de fotos y fué ahi, antes que se mandara  una version increible de ¨I got a woman¨ que tambien apreté uno de los botones de la grabadora.      Y cuando digo uno de los botones, me refiero a uno de ellos...(ji,ji).   Cada cancion fue interpretada de una manera distinta a como me la esperaba, aun ¨¨Suspicious Minds", luego de la cual hizo una demostración de karate fantastica.  Lo mejor para mi fue cuando cantó ¨Love me¨ y One night¨, porque  no me las esperaba ni de a vainas.   Al final del concierto, lo vi bajar las mismas escaleras que habia subido una hora antes,   mientras que mi chica me decia que no nos fuéramos,  porque ante tal ovacion, tendría que salir otra vez, volver al escenario, a  como lo hacen todos.  Me recuerdo lo que le dije, y esto como que fuera ayer  y han pasado 40 años. ¨Mira, vamonos ya,   porque Elvis no sale  nunca para un encore". Y asi fué. 
 
 
                                  
                                                           Elvis "Karate" Presley
 
Volviendo a Worcester, en el carro, comprobé que lo que había apretado en la grabadora era el boton de ¨play¨, y no el de record¨¨.  Increible!!    La semana siguiente, cuando revelé las fotos, me las devolvieron todas completamente oscuras.   Ni una salió.    Pero había visto  al mejor Presley de los 70´s, cuando todavia estaba en la plenitud de sus facultades, no solo fisicamente, sino mentales, a saber  antes de su divorcio y  de los 4 conciertos de Madison Square Garden (1972),   antes de  Aloha (1973)  antes de Pittsburgh o de Birmingham (1976) o de Chicago (1977),  que fueron, a mi entender, sus ocho ultimos grandes  conciertos. 
 
 
                                                                                                        Guillermo, Boston 1971                                                        Guillermo, Managua 2011  
 
        
 
Y eso fue hace cuarenta años...
 
Por Guillermo Perez Arguello, especialmente para Ricardo Bolaños y el Club Peruano de Fans de Elvis Presley.
Managua, 10 de Noviembre del 2011.
 
 
 
 

Elvis, Elvis Presley y Graceland son marcas registradas de Elvis Presley Enterprises, Inc.
Copyright © 2009 Elvis Presley Perú. Todos los derechos reservado

 

Usted es el visitante Nº: 25000